Blogia
todoslosviajes

Europa

Primavera en Rusia

Primavera en Rusia - Alexandría Todos los Viajes

 

Rusia es una nación con una rica herencia cultural, gran diversidad y vitalidad, plasmada en tesoros y monumentos históricos, grandes ciudades imperiales y catedrales brillantes. Experimentar el encanto de Tchaikovsky, el Kirov y el Ballet Bolshoi es maravillarse con los iconos rusos y el estilo único de su arquitectura decorativa.


En este país, el  más grande en la tierra, casi el doble del tamaño de los Estados Unidos de América, los grandes centros imperiales de Moscú y San Petersburgo, conocidos como la capital de la bella y la “Venecia del Norte”, son una visita obligada. Además, dentro de esta extensión se encuentran impresionantes maravillas naturales como el lago Baikal, el lago más profundo del mundo, y hermosas montañas, ríos y bosques con abundante vida silvestre, así como atemporales pueblos tradicionales distribuidos en todo el paisaje de Siberia.

Rusia asombra con sus impresionantes museos, abrumador sentido de la historia, la cultura y la naturaleza virgen. De carácter amable, la gente en Rusia es muy receptiva a los extranjeros y los visitantes se sienten como en casa. Vale la pena recorrer los edificios residenciales en las principales ciudades de Rusia, que suelen ser impresionantes, y escuchar el ruso, un idioma hermoso cuyo alfabeto cirílico sin duda le da un aire romántico y de otro mundo. 

En cuanto a entretenimientos, en Rusia se pueden visitar desde los circos rusos hasta los ballets, pasando por conciertos de música clásica y festivales de jazz, ya que el país tiene quizás una de las culturas más vibrantes de entretenimiento en el mundo. La vida nocturna incluye bares, casinos, restaurantes, discotecas, cines y similares, todos decorados con las últimas comodidades.

La gastronomía rusa tampoco se queda atrás: no hay nada como un paseo por un auténtico mercado ruso para abrir el apetito degustando productos regionales en algún pequeño puesto a cargo de su granjero local campesino ruso.

En este país la historia es increíble, tanto antigua como moderna. A partir de los restos del imperio soviético en los primeros lugares de los zares, Rusia está llena de monumentos históricos y palacios de una intensidad impresionante. 

Te invitamos a descubrir este maravilloso destino en primavera, una época privilegiada para disfrutar cada uno de sus encantos. Consultanos y viajá por Alexandría!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Los mejores destinos para viajar en Abril

Alexandría Todos los Viajes

 

Abril es un mes ideal para visitar Europa, ya que en ese lado del mundo la primavera ya ha llegado y en consecuencia los días tienen más horas de sol y la temperatura va subiendo agradablemente en muchísimos lugares. 


El Mediterráneo invita a zambullirse en sus aguas, desde las costas de las increíbles playas de Creta, Malta o las islas Baleares. Turquía también se transforma en una buena opción a esta altura del año, ya que el clima mejora y todavía el caudal de turistas no es tan alto.

Si pensamos en Asia, en esta fecha las zonas de Camboya, Vietnam y Nepal continúan siendo destinos sumamente recomendables, aunque la temperatura aumenta considerablemente y el calor comienza a hacerse sentir. Sin embargo, las islas Filipinas en Abril cuentan con un clima especialmente bueno ya que no es época de tifones, lo que permite disfrutar tranquilamente de la temporada en la que florecen los cerezos de Japón.


Australia por supuesto es más que recomendable en esta época, ya que es la mejor estación del año para visitar Sidney y descubrir los encantos de esta ciudad increíble que reúne las más diversas maravillas naturales con una vida urbana cosmopolita y de vanguardia.


El continente africano para esta altura del año ofrece un clima caluroso con estupendos días de sol. Es el momento perfecto para recorrer toda la zona del Magreb y los zocos de Marrakech, o para broncearse la piel en las tunecinas playas de Djerba. El sol también brilla cálido en Cabo Verde, con temperaturas tolerables que oscilan entre 20 y 25°C. 


La época es especialmente benigna para visitar los estados de California, Luisiana y Florida en Norteamérica, como también la ciudad de Nueva York, aprovechando que el frío del invierno ya pasó y todavía el abrasador calor del verano no ha llegado.


Por último, Abril es un buen mes para viajar a países de Centroamérica y las Bermudas, debido a las características benignas del clima. Por el contrario, si la idea es visitar Zanzíbar o Túnez, recomendamos esperar a más adelante en el año, porque estos destinos se encuentran en Abril en plena estación de las lluvias. 


Hay muchísimos lugares para conocer en el mundo! Consultá con nuestros especialistas para asesorarte en la mejor opción, acorde a tus gustos y necesidades. Cada viaje es una experiencia especial, consultanos y viajá por Alexandría!

Europa a toda velocidad

Europa a toda velocidad

Una de las opciones más atractivas para conocer Europa por tierra es viajar a través de la red de líneas de tren del viejo continente. Se trata de una invitación a conocer todo lo que Europa tiene para ofrecer, contando con varias ventajas a su favor.

Entre ellas, la de llegar tanto a ciudades capitales como a pueblos olvidados, descubriendo destinos inesperados, sin preocuparse por cómo llegar hasta ellos.

El servicio es altamente inclusivo, destinado a jóvenes (hay precios especiales para menores de 26 años) y adultos, a quienes viajan solos o acompañados y quienes recorren desde uno hasta 20 países europeos. Se puede ahorrar viajando en segunda clase (sólo para jóvenes) o viajar en primera clase (sólo para adultos) y disfrutar de comidas gourmet y compartimentos privados.

Otra de las ventajas que presenta frente a medios como el aéreo es el factor tiempo, porque en realidad cuando se trata de cortas y medias distancias se ahorra en tiempo en tren, evitando las horas de anticipación a los vuelos y las distancias que en las grandes ciudades separan el centro de los aeropuertos. También se ahorra en costos si se piensa en los traslados desde el aeropuerto hasta el hotel. El tren, por lo general, cuenta con estaciones en el centro de la ciudad.

Asimismo, el viaje en tren ofrece una oportunidad única y emocionante de viajar a más de 250 km por hora, en la mayoría de los países del oeste europeo, como el TGV de Francia, el Pendolino italiano y el Talgo español.

Un pase diferente para cada uno

Existen diferentes opciones de pases, que se eligen una vez determinados los factores clave del viaje, como cuánto tiempo y qué lugares visitar dentro de ese período. Los más populares son:

Eurail Global Pass: viajes ilimitados en tren por 20 países que participan de Eurail: Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Holanda, Hungría, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, República de Irlanda, España, Suecia y Suiza.

Eurail Select Pass: viajes ilimitados en las redes de ferrocarril nacionales de 3, 4 ó 5 países limítrofes entre un total de 20 países europeos conectados por tren o vía marítima.

Single Country Passes: es la mejor opción cuando se desea viajar solamente por un país o región. Es posible elegir entre un total de 24 países. Los pases regionales tales como Iberia y Balcanes también están disponibles.

Pasajes Punto a Punto: para viajes simples, de una ciudad a otra. Incluye los trenes de alta velocidad tales como el Eurostar (el tren del Canal), Thalys o los trenes TVG.

Para un viajero, moverse en tren es definitivamente más conveniente que en las companías aéreas low cost. Especialmente para turistas que piensan recorrer varias ciudades, países o regiones, los pases para trayectos múltiples abaratan finalmente el presupuesto, teniendo en cuenta la posibilidad de hacer noche a bordo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Reciclando Berlín

Reciclando Berlín

Por Mariángeles Aguirre

 

Desde un poco más de dos años vivo en Alemania, pero desde hace tres meses, en Berlín. A la ciudad la visité como turista varias veces, pero vivir en ella era un sueño que por fin pude cumplir. Aquí una reseña de lo que veo en la ciudad ahora que todavía tengo la "mirada del extranjero", porque aún no tengo una rutina y me sigo sintiendo una turista, o más bien una espía de ella, de su gente y de sus calles.

Por estar siempre a la vanguardia y en constante cambio, Berlín no ha dejado de captar la atención mundial en los últimos cien años. Pero aunque el muro ya sólo es un aspecto decorativo, la metrópoli continúa dividida: en el centro, se superponen sin desentonar la rica ostentación del oeste y el reciente desarrollo central del Berlín Este. Con esas características tan peculiares, la ciudad ha ido desarrollando un magnetismo único, atrayendo a gran cantidad de jóvenes artistas, diseñadores y músicos, convirtiéndose así en un inédito crisol de pueblos, estilos y enfoques.

Hay tantas Berlin como ojos que la buscan. La de las avenidas amplias, llenas de centros comerciales clonados, o la de los edificios y monumentos majestuosos, que parecen tener siempre de fondo una música de orquesta sinfónica. La de las noches eternas que no permiten irse a la cama, o la de los días largos, de paseos en bicicleta entre verdes de lo más frescos y silenciosos, en plena urbe. Los contrastes aparecen a cada vuelta de esquina, porque la ciudad tiene algo para todos.

Sin embargo la historia singular y autodestructiva de Berlín, hacen de la ciudad un lugar con una esencia única. Un lugar-movimiento, donde el pasado no es estático, sino que se lo sigue escribiendo, borrando, recuperando, reinterpretado día a día. Claro que la ciudad también está inserta en una forma de ser y una historia nacional, pero todo aquí se desarrolla con un estilo y ritmo propios, creando valores propios, atravesados por la multiculturalidad y las mil y una contradicciones de esta urbe.

El reinventarse y reciclarse constantemente es parte de el estilo berlinés, un estilo que crea inventos como las playas urbanas sin aguas que las bañen, en lo que Berlín es pionera, o que da cabida a eventos desde los más clásicos, hasta los más inclasificables, como la ya desaparecida Loveparade. Un estilo que a veces es también contraproducente. Como lo dice Sascha, guitarrista de la banda de pop berlinesa Panda, “Berlín tiene un charme único. Y por eso viene la mayoría de los turistas aquí. No quieren ver finos edificios nuevos, sino su lado infame. Lamentablemente Berlín es muy buena en destruir su propia historia, precisamente en lo arquitectónico. La ciudad perdió mucho en la guerra, pero también después se ha ido perdiendo mucho, al construir nuevos edificios, para, a los diez años, darse cuenta que eso también es una mierda. Se ha destruido mucho, porque algunas personas han decidido que somos una metrópoli y por eso tenemos que ser impecables. Pero Berlín simplemente no está hecha para eso

Reutilizar y revalorizar. Una síntesis entre pasado, presente y futuro. En lo arquitectónico, con el rescate de espacios abandonados tras la caída del sistema comunista en 1990, como por ejemplo, antiguas fábricas hoy transformadas en espacios culturales, o los muchos bares ambientados en el estilo de los años ´60 y ´70 del lado este del muro.

El Second-Hand, tiendas de segunda mano, y los mercados de pulgas (Flohmarkt, Trödelmarkt), donde se vende todo tipo de antigüedades y cosas usadas son otro aspecto del reciclaje berlinés. Hay más de 100 tiendas de segunda mano e incontables mercados de pulgas en la ciudad. Ofrecen desde ropa, hasta productos de electrónica, muebles y electrodomésticos. En horario comercial, pueden visitarse las tiendas Second-Hand más surtidas del mundo, como la de Neue Schönhauser Strasse 19, una meca del vintage de 500m2. O las de Ahorn Str. 2 y Bergmann Str. 102, donde se pueden comprar trapos y zapatos con historia, pero por kilo.

Los fines de semana, los mercadillos reúnen a los que quieren deshacerse de algo y a los que quieren comprarlo. Allí hay más de lo que a uno se le ocurra, y más de lo que cualquiera necesite. Desde una cafetera, hasta insignias de las épocas comunistas, pasando por puestos de artistas que venden sus obras a módicos precios. Para recomedar son los de Mauerpark (Barrio Prenzlauer Berg), Boxhagener Platz (Barrio Friedrichshain) y Arkonaplatz (Barrio Mitte).

 

La nostalgia como tendencia

Visitantes asiduos de los mercados de pulgas, son también los aficionados al rescate de productos cotidianos de la República Democrática Alemana – RDA. (1949-1990) y del este en general. La tendencia tiene un nombre: Ostalgie.

El neologismo nació del cómico Uwe Steimle, quien tenía un programa de TV con ese nombre. Es un juego entre las palabras Osten (Este) y Nostalgie (nostalgia); algo así como nostalgia por el este.

Se supone que tras la reunificación, quienes pertenecían a la Alemania del Este sufrieron una fuerte pérdida de identidad, y prefieren no olvidarla del todo.

Para quien desee probar esta moda-rescate, puede hacer un paseo por Berlín en Trabant, el auto bandera de la RDA, llamado cariñosamente Trabbi; pasar una noche en Ostel, el único hostel de la ciudad enteramente decorado y amueblado con diseños de la época; consumir marcas de bebidas que sobrevivieron y aún hoy se comercializan, como las gaseosas Vita-Cola o Afri-Cola, o comprar productos con imágenes y personajes de los tiempos comunistas, como los Ampelmännchen, los hombrecitos verdes del semáforo.

En la página www.osthits.de, es posible comprar hasta el aroma envasado de la combustión del Trabbi, cuya mezcla de combustible y aceite lo hace evidentemente inolvidable.

Pero ser un Ostálgico implica algo más que llevar una camiseta. Si bien el movimiento tiene un componente comercial, es una forma de vida en la que las visiones políticas y sociales comunistas no son completamente desechadas.

Los invito realizar diferentes circuitos por Berlín. Para conocer más detalles acerca de los tours, visitar www.geocities.com/berlinespanol. También a visitar mi blog: www.hormigacolorada.blogspot.com

 

INFOGRAMA ALEMANIA

Idioma: alemán, inglés

Moneda: 0.66 EUR (Euro) = 1 USD

Documentación necesaria: Pasaporte

www.alemania-turismo.com

Fuerteventura, paraíso del Atlántico.

Fuerteventura, paraíso del Atlántico.

Por Ramiro BQ

 

Descubierta por azar, en una de tantas expediciones marítimas de las que cuenta en su historial el viejo mundo. Pedazo de tierra habitada en antaño por los Guanches, indígenas de contextura muy robusta, quienes fueron colonizados por los españoles (Si. Ellos también). Fue lugar de destierro, refugio pirata, zona de guerra y hoy, paraíso terrenal.Con casi 79 mil habitantes, tiene en su crisol cultural, más de 28 nacionalidades y un casi %70 del total, son inmigrantes. Gente que en algún momento de su historia, fue a dar por estos lados en busca de un futuro que prometa y no engañe. Emerge en el Atlántico a 100 kilómetros de las costas de Mauritania, África y en los días de mucho viento en el salvaje continente, llega a la isla desde el desierto, lo que se conoce como Calima, polvo de arena que cruza el mar, creando una nube marrón, opacando el cielo por 2 o más días. Su economía está basada en el turismo, industria que duplica la población de la isla en temporada alta. Una de las mejores atracciones de la isla, es la playa de Jandía, con sus más de 20 km de arena blanca.  Descubierta cómo lugar turístico por los hippies de los 70, fueron ellos los primeros en disfrutar del sol majorero con sus 22º promedios de temperatura y poco a poco, su boca en boca produjo la explosión que vive hoy la séptima isla del archipiélago Canario. Por esas cosas de la vida, yo trabajaba en ALEXANDRIA y en un momento tan particular como extraño, la suerte me llevó a mí también por estos rumbos, una de esas cosas que no se planean, pero que en el furor de la euforia, tampoco se piensan mucho y allá fui. Fruto de la sed de aventura y venganza a la claustrofobia, me subí al avión, mordí fuerte por más de 12 horas y descubrí para mí, uno de los mejores lugares del mundo.

 

INFOGRAMA CANARIAS (ESPAÑA)

Idioma: español

Moneda: 0.66 EUR (Euro) = 1 USD

Documentación necesaria: pasaporte

www.fuerteventuraturismo.com

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres